Viernes de Dolor Garachico

“Y una espada atravesará tu alma para que se descubran los pensamientos de muchos corazones”. Lc (2,35)

Nuestra Señora de la Amargura.

Virgen de la Amargura | Foto: Jesús Manuel Méndez Martín

Virgen de la Amargura | Foto: Jesús Manuel Méndez Martín

Día dedicado a la Madre de Dios en su versión de Dolorosa, por lo que es una imagen de tal advocación la que sale ese día procesionalmente. Tampoco ha habido criterio fijo a la hora de elegir imagen. En alguna ocasión salió la Virgen de la Amargura, para ser sustituida por la que, en otro tiempo, salía tal día a la calle y que fue retirada del culto a causa de un deterioro que ha sido ya subsanado.

Pertenece esta imagen a la Parroquia Matriz de Santa Ana y es obra del escultor orotavense Ezequiel de León. Desfiló por vez primera en el año 1974.

REFLEXIÓN DEL EVANGELIO San Juan (10,31-42)

Los judíos tomaron piedras para apedrear a Jesús. La escena pasa en Jerusalén, en los días en que se celebraba la fiesta de la Dedicación. Esta fiesta tenía por objeto conmemorar anualmente la purificación del templo por Judas Macabeo. La fiesta duraba ocho días Para la fiesta de la Dedicación no era obligatoria la peregrinación a Jerusalén, como en las otras tres grandes fiestas de Pascua, Pentecostés y Tabernáculos. La escena tiene lugar cuando Jesús se paseaba en el templo, por el llamado pórtico de Salomón. En este escenario, un día de la fiesta de la Dedicación, los judíos, que son indudablemente, por su argumentación, los fariseos, lo rodean, lo estrechan así en un círculo para forzarle a una respuesta.

La respuesta de Jesús es que ya se lo dijo repetidas veces, no tomando la misma palabra de Mesías, pero sí con las obras, que, hechas en nombre de mi Padre, dan, por lo mismo, testimonio de El. Pero, a pesar de todo, ellos no creen en El. Jesus les había dicho a los judíos, Lo que mi Padre me dio es mejor que todo, y nadie podrá arrebatar nada de la mano de mi Padre. Porque es un don que le dio el Padre, el cual es el don es más precioso que todas las cosas. Nada es comparable a la vida eterna, que Jesús dispensa. El mismo lo dijo en otra ocasión: ¿Qué aprovecha al hombre ganar todo el mundo si pierde su alma? (Mt 16:26; Lc 9:25) Por último, Jesús, como garantía de este poder salvífico que tiene para sus ovejas, proclama su divinidad, diciendo: Yo y el Padre somos una cosa. Directamente se expresa esta unidad entre el Padre y el Hijo en el poder. El Padre y el Verbo encarnado son una sola cosa. Pero lo son no sólo como un profeta, en el plan, conocimiento y actividad de Jesús para su obra salvadora. Sino también, por razón de la persona divina, tiene una unión ontológica divina con el Padre. En el prólogo, San Juan enseña abiertamente que el Verbo, que se va a encarnar, era Dios.

Entonces Jesús dijo: Les hice ver muchas obras buenas que vienen del Padre y les pregunta por cuál de ellas le quieren apedrear. Los judíos fariseos que le oyeron, trajeron piedras de las que había allí mismo en el templo aún en construcción, y de las que se sirvieron los judíos en más de una ocasión para apedrear a la guarnición romana. Los judíos le respondieron: No queremos apedrearte por ninguna obra buena, sino porque blasfemas, ya que, siendo hombre, te haces Dios. Al argumentarle los fariseos, sacando la conclusión que encerraba su enseñanza, que se hacía Dios, quisieron apedrearle, puesto que este tipo de pena era el que correspondía a los blasfemos.

Hoy día, nos encontramos también con muchos enemigos de Jesús, y al no tener argumentos que oponer, persiguen sus enseñanzas. Así es como día a día, la Iglesia recibe ataques. Esto, lejos de separarnos de Dios, debe unirnos aún más a El. En la adversidad, es cuando se demuestra si actuamos por amor a Dios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s