Salud Pública recomienda no beber agua del grifo en 14 municipios

La restricción en el consumo por exceso de flúor afecta a la mayoría de la población de cinco localidades del Noroeste y solo a menores de ocho años en zonas de otros 9 municipios.

La Dirección General de Salud Pública del Servicio Canario de Salud publicó en su página web el pasado 4 de junio las nuevas restricciones en el consumo de agua por un exceso de fluoruro, que afectan en diferente medida a 14 municipios de la Isla. Salud Pública recomienda a casi toda la población de los cinco municipios del Noroeste, unas 40.000 personas, que no utilicen el agua del grifo para beber ni cocinar. Esta recomendación afecta también a miles de menores de ocho años residentes en San Juan de la Rambla, La Guancha, Santa Úrsula, La Victoria, La Matanza, El Sauzal, Tacoronte, Tegueste y La Laguna.

La razón que lleva a Salud Pública a recomendar que no se consuma el agua del grifo en estas zonas de la Isla es que el exceso de flúor puede producir una enfermedad conocida como fluorosis dental, que produce manchas permanentes en los dientes. Además, la dirección general detalla en su información para sanitarios sobre este asunto que “si las concentraciones de fluoruro en el agua de consumo humano ingerida de forma continua y durante largos periodos de tiempo son lo suficientemente altas, puede resultar afectado el tejido óseo, provocar un anquilosamiento de los huesos y pérdida de movilidad”.

Debido a estos riesgos, el Real Decreto 140/2003, de 7 de febrero, por el que se establecen los criterios sanitarios de la calidad del agua de consumo humano como medida de protección de la salud de los consumidores, establece que el valor máximo de fluoruro en el agua de consumo humano es de 1,5 miligramos por litro

Cuando el exceso es de entre 1,5 y 4 miligramos, la restricción se aplica a los menores de ocho años. Si supera los 4 miligramos por litro, se amplía a toda la población.

Salud Pública recuerda en su restricción que “el agua no puede ser usada para beber, cocinar y preparar alimentos”. Esta recomendación afecta a toda la población en Buenavista (Casco, El Palmar, La Cuesta, Las Canteras, Las Portelas, Teno, Triana y Rincón); el núcleo silense de Erjos; El Tanque (Casco, Erjos, San José de los Llanos, Ruigómez y La Hoya); Garachico (Casco, El Guincho, La Montañeta, Genovés, San Juan del Reparo, Caleta de Interián, San Pedro de Daute y Las Cruces), y la totalidad de Icod de los Vinos.

Los menores de ocho años no deben beber agua del grifo ni ingerir alimentos preparados o cocinados con ella en todos los núcleos de población de La Guancha, San Juan de la Rambla y La Matanza.

Tampoco la deben consumir los menores de ocho años en numerosos núcleos de Santa Úrsula (Pino Alto, La Tosquita, La Corujera, La Corujera Alta, Cuesta La Villa, Tamaide, Urbanización Paraíso, La Vera, El Farrobillo, Tosca Barrios y El Calvario); La Victoria (La Vera-Carril y La Resbala); El Sauzal (Carretera Vecinal, La Costa, La Baranda, El Calvario, El Montillo, Ravelo, Ravelo Alto y Bajo); Tacoronte (Chupadero, Agua García, Guayonge, Casas Altas, La Luz y Barranco Las Lajas); Tegueste (Caidero, Los Laureles, Pedro Álvarez, Las Canteras, El Palomar, Faria, La Cruz, Los Barriales, Blas Núñez, El Portezuelo, Molina, El Infierno, San Gonzalo), y La Laguna (Guajara, Las Chumberas, Geneto, Gracia y Los Baldíos).

Los ayuntamientos y las empresas encargadas del suministro de agua deben informar a los ciudadanos de las restricciones vigentes, aunque la realidad es que esta información no suele llegar a los interesados. Según ha podido constatar EL DÍA mediante consultas a colectivos vecinales de zonas afectadas, la población desconoce las restricciones.

Según la información para sanitarios que Salud Pública tiene en su web, “la fluorosis dental endémica crónica se caracteriza, como enfermedad, por una hipomineralización del esmalte, con distintos grados de gravedad, manifestándose desde pequeñas manchas opacas blanco pergamino que cubren una mínima superficie del diente, hasta la tinción marrón negruzca y la formación de poros que dan al diente aspecto de deterioro y corrosión”.

La fluorosis puede ser leve, caracterizada por pequeñas manchas blancas en el esmalte; moderada, en la que el esmalte conserva su continuidad pero pierde su brillo y presenta zonas amarillas marcadas, y grave, cuando la superficie dental está atravesada por múltiples depresiones y el esmalte se deteriora.

Salud Pública detalla que el desarrollo de fluorosis en la dentición permanente está asociado al consumo habitual de agua con cantidades excesivas de fluoruro durante los primeros cinco a ocho años de vida.

Municipios con restricción del uso del agua de consumo humano por superación del valor paramétrico de fluoruro en la Isla de Tenerife. Elaborado por el Servicio de Sanidad Ambiental de la Dirección General de Salud Pública del Gobierno de Canarias el 4 de junio de 2013.

Vea en su móvil el mapa de restricciones de Salud Pública por exceso de fluoruro en Tenerife.

Vea en su móvil la tabla detallada de las restricciones por exceso de flúor en 14 municipios.

Vea en su móvil la tabla detallada de la restricción por exceso de nitrato en el Puerto de la Cruz.

La restricción afecta a la población general en los municipios del Noroeste de la Isla: Buenavista del Norte, Los Silos, El Tanque, Garachico e Icod de los Vinos. La restricción se limita a los menores de ocho años en buena parte de las localidades de Acentejo (Santa Úrsula, La Victoria, La Matanza, El Sauzal y Tacoronte), San Cristóbal de La Laguna y Tegueste.

Una información muy poco divulgada

Salud Pública muestra en su página de internet las restricciones en el consumo de agua por excesos de fluoruro, boro y nitrato, pero esta información no se divulga a través de los medios de comunicación, que no reciben comunicados de la actualización de estas restricciones. Según Salud Pública, no las difunden porque la responsabilidad de informar a los afectados es de los suministradores del agua, que son los ayuntamientos de los municipios afectados. Tampoco la mayoría de los consistorios hace esfuerzo por hacer llegar esta información a los vecinos a través de los medios de comunicación. Los datos están disponibles en la web del SCS, donde hay que buscar el apartado de Salud Pública, luego el apartado de Sanidad Ambiental y, una vez allí, buscar el programa de aguas de consumo y las restricciones de uso por incumplimientos de criterios de calidad. Si se accede desde la web del Gobierno de Canarias, el usuario debe pulsar siete enlaces hasta llegar a esta información de gran interés.

Restricción por nitrato en el Puerto de la Cruz

Salud Pública también publicó el 16 de junio que no deben beber agua ni ingerir alimentos cocinados con agua del grifo los menores de tres meses ni las mujeres embarazadas en varias zonas del Puerto de la Cruz, como Punta Brava o Guacimara, entre otras. En el teléfono de atención al cliente de Aqualia para la ciudad (902 23 60 23), ayer desconocían la existencia de esta restricción.

Fuente

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s