El programa Aurora llega a su fin con la participación e integración de más de 30 mujeres del medio rural

El programa nacional Aurora ha llegado a su final tras un año, el pasado 2013, en el que más de 30 mujeres del medio rural han participado y se han integrado.

img_42969La clausura del proyecto tuvo lugar ayer donde se entregaron los diplomas a las participantes. Las concejalas de Igualdad y Servicios Sociales, Carmen Méndez Hernández y Candelaria Pérez González, respectivamente; hicieron la entrega y felicitaron a todas las participantes por conseguir lo propuesto a lo largo de estos catorce meses.

El objetivo primordial de este proyecto de ámbito nacional ha sido incrementar la participación social y laboral de las mujeres en el ámbito rural. Un cometido que se alcanzó en diferentes vertientes ya que se han materializado según las expectativas y características de cada una de las participantes. Algunas de ellas realizaron un curso de pastelería, otra decidieron retomar los estudios y concluirlos o empezar a estudiar Formación Profesional. Además, se han superado miedos o retos como por ejemplo volver a conducir tras años sin hacerlo.

Estas mujeres cuentan con una dificultad adicional: vivir en zonas rurales. Los hábitos y las costumbres se conservan más allá en el tiempo en este ámbito. Es un medio donde las estructuras tradicionales basadas en la familia, sobre todo, perpetúa el papel de la mujer en sus roles de esposa o madre exclusivamente.

Así, este programa ha intentado acercarse a esa realidad llevando esta iniciativa a los distintos barrios de Garachico y recuperar en las mujeres la confianza en sí mismas para la realización y autorrealización más allá de esos roles.

La metodología dividió los talleres en grupos por barrio de procedencia. Se establecieron horarios distintos para que todas pudieran acudir, se subvencionó el kilometraje, se contempló el entretenimiento de los hijos e hijas de las participantes que asistieron para que lo hicieran con ellos y tener menos dificultades; se adecuaron los talleres a las características especiales de algunas (discapacidad, problemas de adicción, víctimas de violencia de género, inmigrantes…).

En definitiva, se ha procurado atender a todos los obstáculos que las circunstancias del género, el medio rural o factores especiales podrían estar impidiendo que un grupo de mujeres se incorporaran plenamente a la vida social de su entorno.

Además, Aurora ha sido un espacio en el que estas mujeres aprendieron a compartir parte de sus vidas, preocupaciones, miedos o retos por superar. Los cambios experimentados en las participantes son la clave del éxito del programa.

Hoy por hoy

En la base de los principios del Aurora se considera que aún, hoy por hoy, existen obstáculos en la sociedad para la total integración de las mujeres tanto en el ámbito social como laboral. Debido a ello, se ha trabajado la apertura de posibilidades laborales trabajando aspectos personales, se han reconocido las potencialidades que poseen estas mujeres como personas y a aprender a hacer uso de ellas. La confianza en sí mismas ha sido un valor añadido y primordial para orientar nuevas perspectivas laborales.

Fuente

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s