De profesión, mis ignorancias (531) Carlos Acosta García

Carlos Acosta García | Foto cedida por: Francisco Gutierrez
Carlos Acosta García | Foto cedida por: Francisco Gutierrez

Sé que no está de moda hablar de Religión. Y menos aun hablar bien de ella. Pero supe hace unos días la noticia de que la final de la Copa de Fútbol de S. M. el Rey se ha programado para el Miércoles Santo y mi cabeza se ha ido -mi mente, quiero decir- tres décadas hacia atrás, no por capricho, sino para recordar una leve anécdota que, bajo el punto de vista religioso, ocurrió entonces en Garachico y que quiero contarles, al menos para que se distraigan un poco.

Ocurrió en abril de 1984. O sea que han transcurrido 30 años desde entonces. Se celebraba el Domingo de Resurrección y se enfrentaban el equipo titular de fútbol y el Aridane, de la isla de La Palma. De pronto, el numeroso público que ocupaba la grada principal se puso en pie, dio la espalda al espectáculo deportivo y guardó el más absoluto silencio. El árbitro, sorprendido, preguntó qué pasaba:

-Está saliendo del convento concepcionista la procesión del Santísimo para trasladarse a la parroquia de Santa Ana y el público ha querido mostrar su respeto. Tocó el árbitro su silbato y detuvo el juego durante cuatro minutos; el tiempo que tardó la procesión en llegar a la esquina de la calle Calvo Sotelo. Pasado este intervalo de tiempo, sonó de nuevo el silbato el árbitro y el juego se reanudó. No me pregunten ustedes por el resultado del partido porque lo he olvidado. Treinta años son treinta años. Y mi avanzada edad no está para muchos trotes. Lo que sí puedo decirles es que el árbitro se llamaba -no sé si aún se llama- Juan González Mendoza. El público aplaudió su gesto y aquí no ha pasado nada.

Es muy posible que algún lector piense que le estoy contando una historia truculenta e inventada por mi magin. Si es así, invito a los disidentes e incrédulos a que se den una vuelta por Santa Cruz (valdría también La Laguna), entren en una hemeroteca y busquen el periódico EL DÍA correspondiente al 27 o al 28 (no estoy muy seguro) de abril de 1984. Allí está reflejada la anécdota que ahora les he contado sin torcidas intenciones. Que cada cual piense como guste. Así ocurrieron las cosas y así las cuento. Les anticipo, de todos modos, el comentario final de la croniquilla que, por cierto, aparece sin firma aunque lleva el antetítulo “La plaza del pueblo”. El tal comentario dice exactamente así: “El gesto del árbitro fue aplaudido por los espectadores, aunque muchos se preguntarían si ello entraba en los anales del reglamento del fútbol“. El comentario no es mío: me he limitado a copiarlo literalmente.

Yo, que asistí al partido, aunque no recuerdo el resultado del choque, como ya les dije, no quisiera añadir comentario alguno. Si acaso, mostrarles mis dudas de que, en los tiempos que vivimos, haya (en Salamanca, en Sevilla, en Villaconejos de Arriba, en Segovia, en Villarrubia de los Ojos, en Valencia, en Toledo… ) un árbitro de fútbol capaz de imitar el gesto que tuvo en abril de 1984 don Juan González Mendoza en la Villa y Puerto de Garachico. Esta es otra España, señores. Mejor para unos; peor para otros. Como siempre.

Recuerdo ahora una vieja canción de Machín: “El mar y el cielo se ven igual de azules / y en la distancia parece que se unen /. Mejor es que recuerdes que el cielo es siempre cielo / y nunca, nunca, nunca, el mar lo alcanzará…”.

En efecto: el mar y el cielo son completamente distintos. También son distintos los partidos de fútbol Real Madrid-Barcelona y Gara-Aridane. Las comparaciones -eso me dicen- son siempre odiosas. No sé si ustedes opinan lo mismo. Pero ¡quién iba a decirnos, allá por los comienzos del siglo pasado, que religión y fútbol iban a interferirse!

Fuente

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s