Una estrategia para toda la Isla Baja

El encuentro tuvo lugar en el hotel La Quinta Roja. / FRAN PALLERO | Foto: Diario de Avisos
El encuentro tuvo lugar en el hotel La Quinta Roja. / FRAN PALLERO | Foto: Diario de Avisos

Más comarca y menos municipalismo. El noroeste de Tenerife, que lleva años apostando por un turismo alternativo al sol y playa, necesita idear una estrategia conjunta para seguir avanzando como destino. Esa es la idea que puso sobre la mesa el profesor del Máster de Turismo de la Universidad de La Laguna, Vicente Zapata, en un una mesa redonda promovida por DIARIO DE AVISOS a la que asistieron representantes de los cinco ayuntamientos del noroeste y el responsable del CIT de Icod para hablar del futuro de la región.

El docente aprovechó la ocasión para poner la experiencia académica y los recursos de la institución al servicio de los ayuntamientos . “Si no elaboran su propia estrategia otros lo harán por ustedes”, advirtió.

El encuentro, celebrado en el hotel La Quinta Roja de Garachico, abordó los problemas a los que se enfrenta un territorio que no supone ni el 1% del total de Canarias y en el que viven alrededor de 40.000 personas. El alcalde de Garachico, Heriberto González, lideró una demanda que fue apoyada con unanimidad por el resto: es imprescindible más apoyo económico. Ramón Socas, concejal de turismo de Icod de los Vinos, resumió el sentir de todos los municipios: “Nos sentimos castigados por haber elegido otro modelo”. Según los representantes turísticos de cada consistorio, la carga a los presupuestos es muy elevada porque no cuentan con ninguna línea de financiación para obras de mejora que permita posicionarse mejor como destino. Esa ausencia hace que cada alcalde tenga que negociar “con el consejero del Cabildo o del Gobierno” cada inversión por separado.

Zapata consideró que la mejor forma de lograr objetivos a mayor escala es tener más conciencia de comarca y fijar unos objetivos comunes. A ello, añadió, hay que unir un plan de marketing: “Hay que vender el destino y explicar por qué es diferente. La esencia de Tenerife está aquí”.

Una de las claves para lograrlo es establecer fórmulas de comunicación con la población y saber que “todos los municipios no pueden hacer de todo”. Vanesa Martín, concejala de Buenavista del Norte, reconoció que a lo largo de los últimos años ha fallado la coordinación: “falta engranaje”. No hay ejemplos de colaboración “más allá un par de iniciativas conjuntas y de evitar solapamientos en las fiestas importantes de cada municipio”.

Aunar esfuerzos

Así y todo, la comarca del noroeste de Tenerife sabe perfectamente la importancia de aunar esfuerzos. Es la única en Canarias que cuenta con un órgano como el Consorcio Daute Isla Baja, que aglutina a cuatro ayuntamientos (no está presente el de Icod de los Vinos) y que ha cosechado varios éxitos en las últimas décadas. “Aquí se ha trabajado mucho la idea de comarca”, apuntó González.
Este instrumento surgió con un sentido finalista, es decir, se puso en marcha para acometer una serie de proyectos en toda la Isla Baja (el puerto de Garachico, el Ecomuseo, el campo de golf de Buenavista, la regeneración de la costa de Los Silos..) y la idea era que desapareciera cuando se llevaran a cabo. Eso no ha ocurrido -el Ecomuseo del Tanque aún no está terminado-, pero los consistorios consideran que su aportación es necesaria para articular políticas comunes. Eso sí, todos los representantes municipales coincidieron en que ha llegado el momento de reinventar el Consorcio y adaptarlo a los nuevos tiempos. “Debería potenciar muchísimo más el trabajo conjunto de los municipios”, denunció el concejal de Turismo de Los Silos, Ángel Palenzuela.

Otro aspecto bastante problemático radica en los cambios legislativos. González abanderó la crítica a las transformaciones normativas y denunció la “escasa sensibilidad” de los legisladores locales hacia las peculiaridades que tiene la Isla Baja por ser un destino sostenible. Exigir lo mismo a establecimientos turísticos de nueva construcción que a enclaves históricos es un inconveniente difícil de sortear, alertó. “Y decir esto no tiene nada que ver con no querer conservar nuestro medio: hemos dado ejemplo de ello”. Johnny Carmenaty, primer teniente de alcalde en El Tanque, también se manifestó en el mismo sentido: “Hay que amparar al inquilino, pero también al empresario: necesitamos normas más flexibles”.

Todas estas demandas serían más asequibles si los municipios apostaran por más unidad y por venderse como un único destino aprovechando las virtudes de cada uno: el casco histórico, los restaurantes, el puerto, los hoteles… Pero todo con un único sello: el de la Isla Baja.

Fuente

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: