De profesión, mis ignorancias (553) Carlos Acosta García

Carlos Acosta García | Foto cedida por: Francisco Gutierrez
Carlos Acosta García | Foto cedida por: Francisco Gutierrez

Uno lee libros y periódicos, folletos y revistas… y se encuentra en ellos cosas curiosas; no solo palabras mal escritas, como algunas de las que les he contado en pasadas ediciones de este periódico. Pero otras nos llaman la atención por su indudable originalidad. A mí, al menos, me parecen sumamente interesantes. Se entera uno de muchas cosas que ahora le sorprenden, aunque, a lo peor, en su día no fueron consideradas tan sorprendentes. Copio algunas de estas curiosidades y ya ustedes me dirán qué les parecen.

El escritor inglés Hugo Thomas fue entrevistado no hace mucho, creo que en XLSemanal, por la escritora Virginia Drake y yo me he aprovechado para copiar algunas cosillas que, si no interesantes, al menos son curiosas. O eso creo yo.

Tres años antes de ser coronado rey, don Felipe II tenía en su biblioteca 812 volúmenes. A su muerte, el número pasaba de los 14.000 y era considerada como la segunda del mundo, después de la de don Fernando Colón. Yo, la verdad sea dicha, no sé quién fue don Fernando Colón, pero debió ser un señor importante si tenía tal biblioteca. La de Garachico tiene, según me dice la señora Evelia, 15.000 y no es ni la segunda del mundo ni la segunda de Tenerife. Ni siquiera la segunda del norte de Tenerife. La de La Orotava nos da sopa con hondas.

Otra cosilla interesante. Para mí, al menos. Doña Isabel de Valois, cuando contrajo matrimonio con don Felipe II solo tenía 13 años. A don Felipe debió parecerle un abuso y envió a que hiciera de rey de España en tan señalado acontecimiento al duque de Alba. ¿Cómo se comportaría el duque en tal acontecimiento?

Otra cosa: don Felipe se casó también con la reina de Inglaterra doña María Tudor, tía suya y que le ganaba por edad: once años mayor que él. Una por tanto y otra por tan poco. Por cierto, a los ingleses no les gusta recordar este matrimonio. No lo citan, no lo recuerdan, no lo mencionan. ¡Pues a aguantarse, señores!

También escribe doña Virginia que el bueno de don Felipe era muy religioso, iba a misa diariamente y comulgaba cuatro veces al año. Nada de esto tiene que ver con que fuera muy casamentero.

En otra revista, cuyo nombre no recuerdo, copio un comentario sobre don Felipe IV. Afirma el cronista que el rey tuvo ocho hijos extramatrimoniales y once más de sus dos matrimonios. Y uno se pregunta: con tantos hijos, diecinueve retoños, ¿no tenía alguito más asiado para sentarlo en el trono de España que el tal Carlos II, el Hechizado? Es, simplemente, una pregunta. No vean ustedes torcidas intenciones.

Leo otro parrafito en otra revista: “…para que lo sea también cualquiera otro médico que no prefiera recluirse en la ru tina “. Lo he escrito con negrita porque creo que vale la pena. Se emplea aquí la palabra cualquiera al referirse a un médico. Yo, pobre de mí, hubiera escrito cualquier , en lugar de cualquiera . ¿Y usted, lector? Le hago la pregunta porque cada día estoy más desorientado con estas cosas de la gramática. (Aquí, entre nosotros, la frase es de un escritor de primera categoría, a quien no quiero nombrar). ¿Y si resulta que el hombre tiene razón?

Otro escritor famoso escribe también en XLSemanal: “La falta de ningún atisbo de sospecha…” . A mí me parece que si se escribe la palabra falta no debe escribirse la voz nin gún . Pero no deja de ser una opinión -la mía- muy personal. No sé si ustedes la comparten.

También leo esto: “Un grupo de sabios ponían a la disposición del médico… “. Quien firma este modesto artículo hubiera escrito ponía en lugar de ponían , porque el núcleo del sujeto es grupo , que va en singular, aunque sea un nombre colectivo.

Y se acabó por hoy.

Fuente

Anuncios

Un comentario sobre “De profesión, mis ignorancias (553) Carlos Acosta García

Agrega el tuyo

  1. Saludos muy cordiales tengan Uds. (y digo Uds. y no Ud.) porque siguiendo los consejos del Articulista semanal D. Carlos Acosta Garcia, me tengo que cuidar de cualquier (y no cualquiera “gazapo”),…y realmente no se si estos comentarios llegan a donde deben llegar, pues por mucho que les he escrito solicitando el correo electronico (si es que D. Carlos lo tiene) que me lo puedan suministrar,…nunca he recibido ni un si, ni un no. Por lo tanto no se, a la postre, si esta solicitud, podria ser tomada en consideracion por las Altas Autoridades de ese tan “afamado” Periodico, el cual me satisface leerlo todos los dias desde mi hogar, en Venezuela,…o todo se quedara en “agua de borrajas”, como diria mi amigo D. Carlos. Asi que les reitero el pedimento, y les agradeceria de antemano por sus buenas gestiones al respecto. De Uds. atentamente Mauro Sanchez Garcia,,,y mi correo electronico es: maurosanchez2010@gmail.com (les suministro mi correo, por si les es mas facil suministrarselo a D. Carlos, para que me escriba; ya que somos amigos desde que
    vivi en Garachico.Gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: