De profesión, mis ignorancias (578) Carlos Acosta García

Carlos Acosta García | Foto cedida por: Francisco Gutierrez
Carlos Acosta García | Foto cedida por: Francisco Gutierrez

Por culpa de mi artículo del pasado sábado, varias personas de acá y de allá me han señalado con el dedo, gesto que ustedes sabrán lo que significa aunque, si alguien no lo sabe, yo se lo contaré con un par de palabras. Señalar a uno con el dedo viene a significar una cosa así como llamar al señalado, pedante o engreído. Aunque también puede significar ignorante o mentiroso.

Pero no tienen razón quienes me hayan señalado con el dedo. Pueden reprocharme que yo confundiera el nombre de mi amigo Esteban con el de Ezequiel, por lo que pido disculpas, pero no por los motivos referidos a las bandas de música de nuestros pueblos. Y no es lo mismo.

En 1836 (obsérvese que ya estamos en el siglo XIX) había en Garachico una banda de música u orquesta, “que se permitía el lujo de actuar en la Capital de la Provincia, alternando con las de otros municipios” . Añadiré ahora algo ocurrido con anterioridad y que se me escapaba. “En 1812 hay varias fiestas en la localidad garachiquense. En ellas se habla de música, canciones y otros regocijos populares” . Cuando finalizó la guerra de la Independencia, “la Junta Suprema ordenó que se hicieran luminarias y hubiera repiques de campanas” y “Garachico celebró jubilosamente la efeméride, cumpliendo fielmente lo mandado; y hubo música además de…” .

En 1814, cuando regresó Fernando VII a España, hubo grandes fiestas por espacio de ocho días (¡mira que ofrecer fiestas en honor de tal personajete!). “Por la noche hubo descargas de fusilería, muchos fuegos artificiales, decoración de casas y en la Plaza principal. Tanto esa noche como en la anteriores, hubo música, vivas y canciones y un refresco general en la casa del Marqués de Villanueva del Prado, don Alonso de Nava y Grimón” . Nos lo cuenta, con el máximo detalle, el cronista don Melchor de la Torre Cáceres, en sus “Apuntes generales de Garachico” .

Todos los datos que hemos referido sobre el año 1814 se repitieron en 1818 al crearse el obispado de Tenerife. Y también en 1823 cuando una Real Orden consideró a Garachico capital del Partido de Daute. Ocurrió lo mismo cuando el Puerto de Garachico fue designado Villa. La música y los fuegos artificiales estuvieron siempre presentes, así como las milicias del lugar.

Por otra parte, la llegada a Santa Cruz de don Carlos Guigou y Pujol, famoso músico francés, impulsó considerablemente la música en la Isla, no solo el año de su llegada, en que hubo un importante concierto capitalino, sino… leer más

Anuncios

Un comentario sobre “De profesión, mis ignorancias (578) Carlos Acosta García

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: