La inquietud hecha arte

el

Tahiche Díaz expone en TEA una obra en la que muestra su versatilidad: pintura, videocreación, escultura y fotografía

Foto: El artista tinerfeño Tahiche Díaz. delia padrón La Opinión
Foto: El artista tinerfeño Tahiche Díaz. delia padrón La Opinión

A sus 38 años de edad, Tahiche Díaz no recuerda una sola semana en la que no haya pasado largas horas pintando o esculpiendo. Fue su padre quien le puso un pincel en la mano cuando no era más que un crío puesto que, aunque era químico, siempre le ha gustado pintar óleos. Desde entonces, la vida de este tinerfeño ha girado alrededor del arte en todas sus facetas.

Tahiche Díaz expone estos días, y hasta el próximo 28 de junio, en TEA Arqueologías del astronauta desmemoriado y sonidos del paraíso, una obra muy personal que lleva preparando desde hace unos cuatro años. Reconoce que prácticamente no ha salido de su casa a lo largo de este tiempo puesto que no ha parado de trabajar. Para esta muestra, Díaz utilizó sobre todo cerámica, aunque también hay piezas en resina, bronce y hierro en estas piezas que pasan de la escultura a los cuadros con la misma facilidad que graba vídeos de sus procesos o fotografía sus propias obras en contextos reales.

De sus años de infancia, Tahiche Díaz recuerda la libertad que le daba su padre para que pintara lo que quisiera y como quisiera, aunque eso supusiera que el sol de sus cuadros fuera de un color azul intenso. Y así, con su inagotable creatividad, comenzó a protagonizar sus propias exposiciones con solo 13 años. “Me encantaba aquello porque me daba la posibilidad de expresarme tal y como quería y, para mí, era una auténtica válvula de escape durante la adolescencia”, explica el artista tinerfeño.

Con una infancia como la de este tinerfeño, no es de extrañar que, al terminar sus estudios en el instituto, no dudara ni un minuto en matricularse en la carrera de Bellas Artes. Destaca que estudió aquí y no en ninguna otra facultad nacional, porque en Tenerife “hay buenos profesores que permiten que los alumnos realicen una búsqueda de los sentidos que desean explotar, al mismo tiempo que critican con forma y fundamento”, sentencia el pintor y escultor.

Durante sus estudios decidió no especializarse en ningún campo en particular porque es un firme defensor de que “el conocimiento no se debe fragmentar, que es justamente lo que pasa actualmente, ya que hay que saber hacer un poco de todo”. Y justamente eso es lo que se puede disfrutar en la exposición de TEA de Díaz, un poco de todo lo que compone el mundo del arte y que pasa por la pintura, la escultura, la fotografía y la videocreación. “La función del artista es contarle al mundo lo que siente de la manera que él quiera y eso no se puede hacer manipulando los sentidos por lo que cada uno escogerá la forma que mejor le defina o con la que mejor se siente”, aclara.

Pero el trabajo del joven Tahiche Díaz no se limita solo al que se puede ver en las salas de un espacio de arte. Desde hace cinco años está inmerso en el mundo de El Paseante. Espacio de Arte en La Laguna, donde colabora con su socia Cristina Gámez. El tinerfeño habla con pasión de la labor que allí desempeñan puesto que tratan de poner en contacto a artistas independientes con grupos para abordar interesantes trabajos en los que, explica, “nada es mecánico”.

Asimismo, desde hace dos años, el tinerfeño también capitanea el Proyecto Quimera, con el que trabaja con jóvenes en situaciones de exclusión social. A través de este programa, en el que también colaboran varios ayuntamientos, los participantes tienen la oportunidad de elaborar un mural en algún punto de la ciudad donde pueden expresarse para contar sus propias historias y aprender a afrontar la situación en la que se encuentran. “Impartimos clases teóricas y prácticas y también acuden artistas que pueden guiar a los chicos en los trabajos que más tarde desarrollan”, explica Tahiche Díaz. Con el Proyecto Quimera ya ha visita Los Realejos y Santa Úrsula y en breve será el turno de Garachico.

Justamente en este mismo municipio también prepara un proyecto denominado Museo en la calle, donde tendrá la oportunidad de plasmar cinco momentos diferentes de la historia de Garachico en algunos de sus lugares más emblemáticos al aire libre. Asimismo, la idea también incluye un mural donde Díaz podrá plasmar sus propios deseos para la ciudad.

Para el artista tinerfeño, lo importante no es llegar a exponer en Londres o en Nueva York, sino que la gente que asiste a sus exposiciones disfrute con su obra y, sobre todo, se sienta tan identificado como él en sus creaciones y pueda sumergirse en el universo que él se encarga de crear cada vez que se pone manos a la obra.

La mente del tinerfeño Tahiche Díaz no para de trabajar ni un segundo y explica que ahora le gustaría publicar dos pequeñas novelas que escribió mientras preparaba sus dos últimas exposiciones. Después de dedicar tantos años a la exposición Arqueologías del astronauta desmemoriado y sonidos del paraíso, ahora no sabe muy bien qué le depara el futuro aunque, tras tanta preparación, reconoce que estaría encantando de afrontar un proyecto tan ambicioso como el que aún se puede ver en TEA. Pero una cosa tiene clara: “Lo más importante es el amor que pone uno a las cosas que hace”.

Tahiche Díaz siente auténtica pasión por el trabajo que realiza desde que era bien pequeños y por eso no tiene pelos en la lengua al exigir un futuro digno para su amada profesión: “El arte no es otra cosa que una huertita pequeñita y hay que cuidarla para poder generar cada vez una mayor cantidad de cultura”.

http://www.laopinion.es/turismo/2015/04/27/inquietud-hecha-arte/603258.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s