El hombre tranquilo pasea por Garachico

David Baute ha logrado el compromiso de numerosos vecinos para posicionar al Festival Internacional de Cine Medioambiental de Canarias en el escaparate de las mejores citas nacionales.
David Baute | Foto: El Dia
David Baute | Foto: El Dia

Es lo que en la jerga más vulgar se conoce como un culo inquieto; uno de esos tipos que no se paran… En esta conversación se cuela el replicar de unas campanas que otorgan a la Villa de Garachico un remanso de tranquilidad imposible de encontrar en los municipios tinerfeños que se mueven, para bien o para mal, en la banda ancha de una sociedad que necesita gente como David Baute, director del Festival Internacional de Cine Medioambiental de Canarias (Ficmec), para seguir edificando sueños que de tanto repetirse acaban siendo una realidad. “Esto no se hubiera hecho realidad sin el apoyo de los vecinos”, agradece un cineasta que vive vertiginosamente los preparativos de una cita que arranca hoy en la Isla Baja.

Baute no oculta los nervios del estreno pero, a su vez, está seguro de los pasos que se han dado. “La programación es buena y la identidad del festival se ha consolidado. En muchos casos somos el primer escaparate o el segundo espacio en el que se exhiben audiovisuales que con anterioridad solamente se proyectaron en San Sebastián o Valladolid”, cuenta con placer un gestor que igualmente está satisfecho con el tejido que se ha creado en torno a las actividades paralelas del Ficmec. “Una de las cosas de las que más orgulloso estamos es de haber incorporado un ciclo específico dedicado a un cine que tiene como protagonistas a los volcanes… Es realmente asombroso la cantidad de títulos y la enorme calidad que existen. Además, por lo que hemos podido comprobar este es un tema que llama muchísimo la atención del público”, comentó sobre el contenido de una sección de nueva creación que se denomina Vulcanalia.

A diferencia de Sean Thomton (John Wayne / “El hombre tranquilo”), a Baute las únicas habilidades pugilísticas que se le atribuyen son las de pelear hasta la extenuación para que una fórmula que perdió el pulso en el Puerto de la Cruz volviera a latir con fuerza en Garachico. “No fue un trasvase sencillo”, adelanta David.

“El presupuesto de un festival de estas características está entre los 250 y 300.000 euros, pero nosotros lo hacemos con menos recursos económicos… De hecho, la última edición de la cita que se organizó en el Puerto de la Cruz costó unos 250.000 euros (2009). Está claro que hay muchos favores que no se pagan con dinero y que nos ayudan a mantener con vida un producto que finacieramente es sostenible”, explica respecto a un bloque que espera mejorar en las próximas ediciones. “Está claro que es imposible remunerar el trabajo que realizan los colaboradores que más cerca están del festival, pero sí que hay un equipo especializado que se ha formado alrededor del Ficmec que debe recibir alguna contraprestación. No vamos a hacer locuras, pero sí hay que dar un salto hacia delante en ese apartado”, matiza sobre un evento que concentra el grueso de sus actividades en siete días.

David Baute es consciente de las manos que están empujando a un proyecto que en poco tiempo ha ampliado los encantos naturales de Garachico. “La gente ya venía a disfrutar de la gastronomía y a dar un paseo por el pueblo, pero el Ficmec le ha proporcionado un valor cultural -que hay que sumar a otras actividades que se desarrollan a lo largo de todo el año- que nos obliga a estar pensando en lo que va a pasar estos días los 12 meses del año. “A veces la magia de festivales como este se pierde por la voracidad de las grandes ciudades”, sostiene un hombre que ha implicado a todo un municipio alrededor de una idea.

David Baute

DIRECTOR DEL FICMEC

LAS CIFRAS

50 mil euros es el dinero que se invierte este año en una iniciativa cultural que “aún se puede permitir el lujo de que una institución no esté entre los patrocinadores”, cuenta su director.

50 películas conforman una programación para la que se tuvieron que consultar más de 200 títulos. Entre los audiovisuales que se seleccionaron hay quince largometrajes y unos doce cortos.

30 personas constituyen el núcleo de colaboradores del Ficmec. En realidad, David Baute cuantifica en muchas más las manos que están trabajando en estos momentos en un certamen cinematográfico que abrirá sus puertas de forma oficial esta tarde.

Fuente

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: