San Roquito

Himno a San Roquito
Himno a San Roquito

“… San Roque, de un nacimiento brillante y más noble aún por su virtud, salió de Francia a Italia a buscar el Reino de Dios y volvió después a ella a morir como verdadero Rey. Él fue espiritualmente Rey porque fué justo, porque supo hacer bien a todos con la más entrañable caridad, porque en su muerte manifestó este carácter por su constancia y paciencia heroica.”

Francisco Martínez de Fuentes

Beneficiado de Santa Ana (Garachico)

Del sermón pronunciado en la ermita de San Roque el 16 de Agosta de 1815

¿Cuando, como y por qué San Roque se convierte en referente de la Villa y Puerto de Garachico? ¿Cuando se empezaron a celebrar las fiestas en su honor?

Imagen de San Roquito

Pues bien, como explica Cirilo Velázquez Ramos (1) refiriéndose a la prosperidad del puerto de Garachico en el siglo XVI: “…. También el puerto le traería un día una desgracia y aquella pestilencia que a en 1597 había comenzado a adueñarse de las tierras de la Península terminaría llegando, por medio del tráfico marítimo, a Tenerife siendo el puerto de Garachico, en 1601, el punto desde el cual comienza a extenderse el mal por la Isla….”

Así como ahora los virus viajan en avión, antes las enfermedades y epidemias lo hacían a bordo de los navíos y dada la importancia de Garachico como puerto, en Tenerife y las Canarias en general, era inevitable que fuera atacado por la peste, tarde o temprano.

Dejemos que Velázquez Ramos nos siga contando. ” …. Ante tanta calamidad – la peste no cesaría hasta 1606 – no les quedó mas remedio a los garachiquenses que encomendarse a San Roque que, junto a San Rafael, el Santo Job y San Sebastián, era uno de los santos protectores de los que padecían ese mal.

San Roque de Montpelier

San Roque, vino al mundo en Montpelier en 1295 (fecha estimada) cuando esta ciudad pertenecía al rey de Aragón, Jaime II, por lo que se podría decir que era Aragonés.

Como nos cuenta Miguel Herrero García (2), “nacido de noble e ilustre cuna, al quedar huérfano de padre y madre, profesó la Regla de la Tercera Orden Franciscana y distribuyó sus cuantiosos bienes entre los pobres.

Imagen en proseción de San Roquito

Emprendió una vida de peregrino, dedicado a la penitencia y a las obras de misericordia. Cuando la peste se extendió por Italia, recorrió los pueblos aliviando a los enfermos y curando a muchos de ellos….”

Contrae la peste.

San Roque, despúes de vencer durante muchos años sobre las enfermedades, terminó contrayendo la peste que tanto había combatido y acabó muriendo en una cárcel de su ciudad natal, a donde regresa después de ocho años de ausencia, acusado de ser un espía. Apenas contaba con 32 años.

A su muerte, continúa Herrero García “… un grito unánime se oye por doquier: ¡Es el mismo! ¡Es el mismo! Y el cielo devuelve el eco del grito multitudinario: ¡Es un santo! ¡Es un santo! Los prodigios vienen rápidamente a sellar la verdad de aquel aserto. Roque sigue haciendo muerto lo que hizo vivo: curar, sanar, purificar los aires mefíticos, expulsar las epidemias y disputar sus presas al dolor y a la muerte”. Aunque no afecta mucho esta historia, no está claro si murió en Montpelier o en Voghera (Italia).

Lo cierto del caso, es que se convirtió en el protector de los afectados por la peste y de allí que en Garachico se le invocara en aquellos terribles seis años en los que se vió seriamente afectado (1601-1606).

La ermita de San Roque

Ermita de nuestro Santo Patrón (Garachico)

Dejemos que Velázquez Ramos nos siga contando. “En cuanto a la ermita de San Roque de Garachico, se desconoce, de momento, la data fundacional, pero según la documentación estudiada por el investigador José Velázquez Méndez, hacia Julio de 1603, cuando aún persistía el contagio, el citado templo se estaba construyendo.

Y sigue diciendo Velázquez Ramos “su fábrica (la de la Ermita) fue, según parece, obra del vecindario en su conjunto, pues la enfermedad no hizo distingos sociales, y tanto garachiquenses como foráneos contribuyeron a la misma en la medida de sus posibilidades.

16 de Agosto

Su santoral es el 16 de Agosto. Santo protector ante la peste y epidemias, su intervención era solicitada por los habitantes de muchos pueblos y, ante la desaparición de las mismas, reconocían la intervención del Santo, por lo que se le nombraba Santo patrón de la localidad.

Dimensión festiva en torno a San Roque

Siguiendo con la misma referencia, parece ser que “el impetu devocional de los años inmediatos a la tragedia..” se fueron resintiendo con el tiempo y aunque el culto se mantuvo de una u otra manera, no fue sino hasta 1812 cuando se restableció el culto com “misa, sermón y procesión”.

A pesar de ello, no eran las de San Roque, las fiestas mayores de Garachico, pues esa categoría le correspondía al Cristo de la Misericordia.No es sino hasta 1960 “cuando las fiestas de San Roque se convierten en las principales de la Villa y Puerto, compartiendo esta condició, a partir de 1970 y cada cinco años, con las del Cristo”.

Así pues, “la antigua espontaneidad festiva daba paso a una celebración programada pero que no perdería su popularidad, expresada formalmente de otra manera”. Por otra parte, el primer pregón formal del que se tiene conocimiento es el de 1965, año en que “aparece registrada una emisión radiofónica de Radio Club Tenerife, catalogada como pregón”.

Manuel López (Tinerguía)

   San Roque Patrón de Garachico  

El día 19 de Noviembre del año 2016, pasará a la historia como uno de los más importantes en la vida Cristiana de nuestra Villa y Puerto de Garachico. Un historia que comienza el 18 de Septiembre de este mismo año y que nos transporta a todos los rincones de nuestro querido pueblo y localidades limítrofes. En esos 2 meses de peregrinar con el “Misionero de la Misericordia”, con el Santo Francés protector de todos/as nosotros/as se suman; anécdotas, lágrimas, miradas, etc… así como él encontró a muchos en su vida, con sufrimientos, enfermedades. En definitiva, no fue seguro un camino fácil para él.

Como ya decía, en ese camino te quedas con miradas de cariño y respeto hacia ti, con el entusiasmo con que las gente preparaban las bienvenidas y con las caras de tristeza cuando tenías que marchar en tú peregrinar. Pero te quedas con los “VIVAS” hacia ti y hacia los demás patronos de cada localidad.

San Roquito, así te llamamos con todo el cariño y respeto. Ya eres nuestro Santo Patrón que junto a Santa Ana, nos guiaran los pasos de ahora en adelante. Ya tú lo hacías, pero ahora de otra manera. Ahora eres lo que siempre haz sido para nosotros, pero de manera oficial.

Como bien dice a “Daute Digital” el mayordomo de esta querida imagen Marcos Expósito, “esto ha servido para unir a todo el pueblo, a las parroquias y a nosotros mismos”, que al fin y a la postre somos los que tenemos que estar unidos en todas las circunstancias del pueblo.

El párroco D. Domingo y el Alcalde de esta nuestra Villa Heriberto, dieron las gracias a muchos, pero nosotros somos los que tenemos que daros las gracias por vuestra idea, por vuestra aventura y por vuestra valentía. Ya que no es camino fácil, aunque van con ventaja porque saben que con San Roque la gente se vuelca.

Como siempre te digo a ti querido AMIGO, GRACIAS por todo lo que nos das diariamente, GRACIAS por estar siempre velando por nosotros y por nuestros sufrimientos.

Víctor Hernández

Anuncios

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: